English

Políticas y Procedimientos

Políticas y Procedimientos de Banco de Chile.

El Directorio del Banco ha aprobado diversas Políticas y Procedimientos que contienen los Principios Generales de Gobierno Corporativo de la Corporación Banco de Chile.

Algunas de las principales Políticas y Procedimientos aprobados por el Directorio son las siguientes:

  • Administración de Información Privilegiada e Inversiones Personales.

    El Directorio del Banco de Chile aprobó una Política Institucional de Administración de Información Privilegiada e Inversiones Personales que regula la administración de la información privilegiada que posean los directores, asesores y empleados del Banco y sus filiales y los procedimientos aplicables a sus inversiones personales en ciertos valores de oferta pública y en particular en valores emitidos por el Banco de Chile y por su sociedad matriz, SM Chile S.A. Los aspectos fundamentales de dicha política se encuentran reconocidos en el “Manual de Manejo de Información de Interés para el Mercado” que se menciona posteriormente en este documento.

    De conformidad con dicha política, y sin perjuicio de las obligaciones de reserva y confidencialidad establecidas en la ley, toda persona afecta a la misma tiene la obligación de guardar estricta reserva respecto de cualquier información privilegiada que posea o haya tenido acceso en razón de su cargo, posición o actividad.

    Asimismo, quienes tengan o puedan tener acceso a los estados financieros del Banco previo a su conocimiento público, no podrán efectuar transacciones en acciones emitidas por el Banco de Chile o por SM Chile S.A., por el período que media entre el día 10 de cada mes y el momento en que los resultados del mes anterior hayan sido dados a conocer al público en general, ya sea por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras o por el propio Banco de Chile.

    Esta restricción afectará a los directores y asesores del Directorio del Banco de Chile, al Gerente General, Gerentes de División y a aquellos que en razón de su cargo o funciones participen en la elaboración o accedan a los referidos estados financieros. Sin perjuicio de lo anterior, ciertas personas dentro de la institución que por su cargo potencialmente pueden acceder a información financiera con antelación a la fecha señalada anteriormente, sea porque participan de manera directa en su elaboración o porque participan en su aprobación inicial, están afectos a un período especial de bloqueo que rige a partir del quinto día hábil de cada mes y hasta el momento en que los resultados del mes anterior sean dados a conocer al público en general en la forma antes indicada.

  • Operaciones con Partes Relacionadas de General Habitualidad.

    Sin perjuicio de la aplicación de las disposiciones legales sobre operaciones con partes relacionadas contenidas en la Ley de Sociedades Anónimas, el Directorio del Banco de Chile conforme a la citada ley, aprobó una Política sobre Operaciones con Partes Relacionadas de General Habitualidad que establece aquellas operaciones que se consideran ordinarias de acuerdo al objeto social del Banco, y que por tanto, para su realización no están sujetas al cumplimiento de los requisitos exigidos por la Ley N° 18.046 sobre Sociedades Anónimas. Dicha política fue informada como hecho esencial a la Superintendencia de Bancos e Instituciones.

    Ver Política sobre Operaciones con Partes Relacionadas de General Habitualidad

  • Política de Donaciones con Fines Sociales y de Beneficencia.

    Esta política establece un marco general de control interno respecto de las donaciones efectuadas al amparo de la legislación vigente y de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en las que el Banco de Chile o sus Filiales participen.

    Uno de sus objetivos prioritarios es que todas las donaciones de caridad, sean realizadas a entidades que no se vinculen con organizaciones de reputación dudosa, o que presenten antecedentes negativos, ya sea por vínculos con lavado de dinero, fraude u otra actividad ilícita. Para estos resguardos, se deberán ejecutar procesos que aseguren un adecuado conocimiento del beneficiario y sus representantes

    Las donaciones que efectúe el Banco, deberán evitar la existencia de posibles conflictos de intereses, ya sea con clientes, inversionistas o empleados del Banco.

    Adicionalmente, establece la obligación de informar trimestralmente al Comité de Directores y Auditoría, todos aquellos casos en los cuales la Institución destinataria registra dentro de su administración o Directorio, a un miembro del Directorio de Banco de Chile, su cónyuge o sus parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, como asimismo en caso que la Institución destinataria se encuentre relacionada por propiedad con algún director del Banco, o sus personas naturales relacionadas. Igual formalidad deberá aplicarse cuando se trate de un gerente o ejecutivo principal del Banco. En el caso de filiales que efectúen donaciones, deberán proceder con el mismo criterio.

  • Operaciones de Crédito con Directores y Altos Ejecutivos.

    La política aprobada por el Directorio sobre este particular prohíbe todo tipo de crédito a los directores y Apoderado General, como también a sus relacionados, ya sea su cónyuge o sus hijos menores o una sociedad en que participe en más de un 5%.

    Asimismo, esta prohibición es extensiva a todos los Gerentes Divisionales y a los Gerentes Generales de sus Filiales, sean o no apoderados generales y a sus relacionados, a quienes no se les podrá otorgar nuevos créditos.

  • Política de Acceso no discriminatorio a Productos de Crédito para Personas Naturales.

    El objetivo de esta Política es establecer lineamientos que permitan asegurar que Banco de Chile y Filiales en sus distintos procesos de promoción, venta y evaluación de productos de crédito, no realiza discriminación arbitraria con sus clientes.

    Banco de Chile no discrimina el acceso a productos de crédito de forma arbitraria en relación con las siguientes condiciones: Raza, Religión, Sexo, Nacionalidad, Estado Civil, Edad y Discapacidad. De ningún modo podrá entenderse como una discriminación arbitraria aquellas ofertas de productos o servicios que se orienten a determinados segmentos del mercado y que se fundamenten en razones de riesgo-retorno, rentabilidad, profundización de mercado, alianzas estratégicas u otros de similar naturaleza.

  • Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

    El Directorio del Banco de Chile aprobó una Política de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo cuyo objetivo principal es establecer los estándares mínimos para proteger y asegurar razonablemente que el Banco de Chile no sea utilizado como medio a través del cual ingresen activos o fondos de fuente ilegal o destinados a promover o financiar actividades terroristas. Esta política dispone la existencia de un Comité de Prevención de Lavado de Activos y un Gerente de Cumplimiento, quienes deben promover la estricta adhesión del Banco y sus integrantes a los lineamientos de la misma.

  • Prohibiciones de Condicionamiento de Productos.

    La Política aprobada por el Directorio prohíbe las ventas atadas para determinados productos de conformidad a la ley y regulaciones aplicables, incluyendo seguros, como asimismo vela para que los clientes sean informados de sus derechos en esta materia al contratar uno o más productos que ofrezca el Banco o sus filiales.

  • Administración de Vehículos Legales.

    El objeto de esta política es describir las normas legales establecidas para la creación, dirección y administración de alguna sociedad filial o de apoyo al giro del Banco de Chile.

  • Prácticas Anti-boicot.

    Esta política tiene por objeto describir los lineamientos bajo los cuales se rige Banco de Chile y sus filiales, respecto de materias tales como la no discriminación arbitraria y las prácticas contrarias a embargos y/o boicots arbitrarios. Asimismo, esta política describe los negocios o áreas del Banco en los cuales pudiera existir algún tipo de discriminación arbitraria y la forma como nuestra institución aborda esta materia. En particular, esta política regula los procesos de crédito a personas naturales, la selección de personal y las operaciones de comercio exterior.

  • Riesgo Operacional.

    Para la Corporación Banco de Chile la Gestión de Riesgo Operacional está estrechamente ligada a los objetivos estratégicos y prioridades del Banco. Como consecuencia de ello, el Banco de Chile ha asumido un estricto compromiso de cumplimiento la legislación vigente emitida por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras la que a su turno es consistente con el convenio Basilea II.

    Esta política de Riesgo Operacional incorpora además las exigencias de la Securities and Exchange Commission (SEC), detalladas en la Ley Sarbanes Oxley Act, específicamente aquellas sobre cumplimiento del proceso de certificación anual del control interno. De acuerdo con esto, el Riesgo Operacional en el Banco de Chile y Filiales, es administrado y gestionado como una categoría distinta de Riesgo, independiente del Riesgo de Crédito y Riesgo de Mercado.

  • Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas.

    En conformidad a la ley y con el fin de precaver una eventual responsabilidad penal para la Corporación respecto de los Delitos de Lavado de Activos, Financiamiento del Terrorismo y Cohecho, el Banco de Chile ha aprobado un modelo de organización, administración y supervisión destinado a prevenir los delitos a que se refiere dicha ley y que tiene como objeto describir la metodología, instancias corporativas y principales elementos establecidos para prevenir tales delitos. Asimismo, este modelo determina los criterios de comportamiento que deben seguir los miembros de la Corporación con el fin de dar cumplimiento a las disposiciones de la citada norma. El referido modelo de prevención y control aplica en general a todos los trabajadores del Banco de Chile y, en particular, a sus Directores, Gerente General, Ejecutivos Principales y a todos aquellos que desempeñen un rol de administración y supervisión. En cuanto a su contenido, el señalado modelo regula, entre otras, las siguientes materias:

    1. La identificación de actividades o procesos que sean considerados o incrementen el riesgo de la comisión de los delitos mencionados.
    2. El establecimiento de protocolos, reglas y procedimientos específicos que permitan a las personas que intervengan en las actividades o procesos indicados anteriormente, programar y ejecutar sus tareas o labores de una manera que prevenga la comisión de los mencionados delitos.
    3. La identificación de los procedimientos de administración y auditoría de los recursos financieros que permitan a la entidad prevenir su utilización en los delitos.
    4. La existencia de sanciones administrativas internas, así como de procedimientos de denuncia o persecución de responsabilidades pecuniarias en contra de las personas que incumplan el sistema de prevención de delitos.
    KB
Código de Conducta y Buenas Prácticas de Bancos e Instituciones Financieras     KB
Política sobre Operaciones con Partes Relacionadas de General Habitualidad    160 KB
    KB
    KB
    KB