Línea de Crédito

Si ya disfrutas de los beneficios de tener una Cuenta Corriente, llevando control total de tus ingresos y gastos, también sabes cuán reconfortante es contar con el respaldo de tu Línea de Crédito.

No es un producto por sí solo y sólo puedes activarla si tienes Cuenta Corriente, haciendo de ella una solución perfecta. Sucede que aun cuando tengas tus finanzas ordenadas, hay gastos imprevistos que no siempre se pueden evitar...

Tu Línea de Crédito opera justamente como un "préstamo", al que accedes en forma automática en caso de que hagas pagos que excedan tus fondos disponibles. Este cupo de crédito depende de tu capacidad de endeudamiento e ingresos, pero si tus entradas aún no son estables, el Banco aprobará una suma acorde a la proyección del sueldo asociado a tu profesión o carrera.

No hay un pago mínimo exigido por la cantidad de dinero usada y tú podrás decidir cuándo saldar la deuda. Además, sólo se sumarán intereses por la suma exacta usada y la cantidad de días que la hayas utilizado.

¿Dudas o Preguntas?

Solicita el producto comunicándote con tu Ejecutivo de Cuenta o en sucursales del Banco de Chile. También puedes llamar al 800 20 55 00 o bien conectarte a www.bancochile.cl
La Línea de Crédito cubre automáticamente eventuales sobregiros en tu Cuenta Corriente, hasta el monto disponible. Además, sólo pagas intereses por el monto y los días que la utilices.
Si tienes contratado un Plan de Cuenta Corriente, la mantención de tu Línea de Crédito será gratuita. Los únicos cobros asociados son por su uso (se cobrarán intereses acorde a los días y monto usado de la Línea de Crédito), a su vez tendrás que cancelar el Impuesto de Timbres y Estampillas, que es exigido por el Fisco y se aplica a todas las operaciones crediticias. Adicionalmente, la Línea de Crédito tiene un Seguro de Desgravamen asociado que cubre en caso de muerte accidental y tiene un cobro anual que se carga automáticamente a tu Cuenta Corriente o Línea de Crédito.

Relacionados, algo de esto te puede interesar: